Aunque las lámparas son de diseño atemporal, no cabe duda de que hay algunos diseños que van mejor en ciertos ambientes. Por ejemplo, este nuevo lanzamiento es ideal tanto para exterior como interior y nos regala con su singulares siluetas sensaciones lúdicas y frescas.

La vocación de Marset es hacer algo más que simples lámparas. La importancia de la luz en sus diferentes matices y efectos, para ellos es una forma de ver el mundo, donde la belleza es parte medular del concepto. De este modo pueden mejorar la calidad de vida de todos.

Con dichos argumentos, la nueva lámpara de casa tiene claramente la visión de la marca y se inspira, así lo creemos, en ese ambiente de la costa catalana, homenajeando los orígenes propios de Marset.

Si bien curioso el nombre, LaFlaca, no está separado para nada de su estética figura: de ahí su nombre. Una luminaria de buenas dimensiones pero de escaso volumen. Christophe Mathieu firma este diseño para Marset, uno de los diseñadores consentidos de marca. Este creativo de origen alemán, pero avecindado en Barcelona desde hace años, ha dado forma a esta nueva colección de lámparas de piso con el propósito de componer espacios a través de la luz, separar ambientes o unirlos.

Esbelta plenitud

No sólo una buena idea hace una buena pieza. La belleza es importante, pero la funcionalidad y tecnología es en la misma dimensión algo que distingue a los productos Marset. LaFlaca está muy bien respaldada por estas características. Una estructura metálica tensa y da forma al tejido que la envuelve, una pantalla plegable, transfiriéndole su carácter estético. En su interior, una esfera (difusor de metacrilato translúcido con luz LED) es la fuente de luz , aunque solo se percibe cuando está encendida, por lo que al estar en reposo es, además, un objeto ornamental perfecto.

Fue diseñada originalmente para exterior –aunque existe su versión para uso interior– y utiliza un material textil moldeable pero indeformable. A través de este, la luz se filtra, se transforma y adquiere una nueva función: definir el espacio. La iluminación indirecta que emite, se acomoda, interviene levemente y pasa a formar parte del lugar.

LaFlaca se ofrece en tres tamaños de diferentes formas geométricas: un rectángulo vertical, un rectángulo horizontal y un cuadrado. La combinación de estas láminas de luz permite creaciones arquitectónicas textiles sorprendentes y funcionales, ya no solo por su belleza, sino también por el contraste entre sus grandes medidas y su volumen casi plano. No cabe duda de que este diseño luminoso puede convertirse en una de las piezas icónicas de la marca.

Varios modelos disponibles de Marset podrás encontrar en Diez Company.

*Con información e imagines cortesía de la marca.

RELATED POSTS

DEJA UN COMENTARIO