Ingeniera, lighting designer multipremiada y una creativa de sensibilidad nata, nuestra entrevistada nos comparte su experiencia profesional y la razón de esta pasión por la iluminación.

“Siempre me gustó escribir. Siempre me latió el diseño, escribir en una revista de arquitectura. Creo que la iluminación es todo junto: es ingeniería, arquitectura, es óptica, es psicología y se puede mucho más. Ser más creativos. Es como un canvas abierto”, nos dice Paola José que abre las puertas de su estudio para platicarnos sobre su experiencia lumínica, de cómo nace esta pasión y de cómo fue abriendo brecha en el diseño de iluminación profesionalmente. Con un concepto muy estructurado, esta talentosa y creativa mexicana ha fundado Sombra, un estudio creativo donde la especialidad radica, principalmente, en el diseño de iluminación. Un área que poco a poco va tomando fuerza en el campo del diseño arquitectónico y artístico de espacios, ya sean públicos o privados.

Paola José es una de las más reconocidas especialistas de la iluminación y se ha preparado arduamente con grados académicos que sustentan su inmenso talento. Con una carrera de Ingeniería Mecánica en Texas y una maestría en Iluminación Arquitectónica cursada con los mejores conocedores de que la luz es indispensable en la vida misma, en Suecia, Paola ha desarrollado una carrera llena de reconocimientos. Ha trabajado hombro con hombro con los mejores arquitectos y jóvenes creativos en proyectos en los que la diversidad, la belleza y el concepto se anteponen a la simpleza de iluminar algo solo con un objeto luminoso sin intención ni forma. Al contrario, cree firmemente en que la luz crea emociones a través de sus matices más oscuros o en los contrastes que reinventan poéticamente cada espacio donde existe posibilidad de crear, pintar, embellecer con la iluminación idónea. Su trabajo nos lo demuestra, su personalidad simpática nos obsequia la certeza de concientizarnos que cada rayo luminoso se palpa y se vive, es necesario y no meramente utilitario.

«A nosotros nos gusta esa claridad tenue hecha de luz exterior y de apariencia incierta, atrapada en la superficie de las paredes de color crepuscular y que conserva apenas un último resto de vida. Para nosotros, esa claridad sobre una pared, o más bien esa penumbra, vale por todos los adornos del mundo y su visión no nos cansa jamás”.
Junichiro Tanizaki

1.- Paola, estudiaste en Texas ingeniera mecánica y, luego, un máster en iluminación arquitectónica en Estocolmo, ¿qué tiene que ver una cosa con la otra?

A mí toda la vida me han encantado las cosas superñoñas. Sé que suena como un cambio radical, pero siempre me ha encantado el cálculo y cómo funcionan las cosas. En el último año de la carrera estaba agotada de tanto tecnicismo, quería hacer algo más. Siempre me había gustado mucho el audio y la luz y quería mezclar todo lo que había aprendido de ingeniería con algo más creativo. Entonces encontré esta maestría en Suecia y me encantó el programa; ahí aceptaban arquitectos, ingenieros y diseñadores. Vi esa oportunidad que iba con lo que siempre había deseado y la tomé.

2.- ¿Antes hubo un previo, o algo más?, ¿de dónde nace ese gusto por la iluminación, cuándo surge?

¿Cuándo comenzó? Mmm… Fue en una clase de óptica en Estados Unidos. Hablábamos de Newton y cómo él descubrió todos los colores con la luz del sol y se me hizo superinteresante todo ese proceso: cómo funciona el ojo, cómo funciona la luz con los lentes cóncavos y cómo toda la luz es pensamiento. Lo que estoy viendo lo estoy pensando. Se produce en tu cerebro. No es lo mismo lo que tú estás viendo que lo que yo estoy viendo.

3.- Has hecho proyectos de iluminación en espacios públicos, particulares, casas… Has diseñado lámparas, instalaciones artísticas, etc. Además, has ganado varios premios como diseñadora emergente.

Gané recientemente el Construlita Lighting Awards y otros premios; pocos, la verdad, pero muy importantes, participando en los concursos con varios creativos jóvenes y arquitectos y compitiendo con los arquitectos top de México, al tú por tú,  y hemos ganado. Eso es superpadre.

4.- ¿Cómo comienzas un proyecto, es decir, cómo obtienes “la inspiración”? ¿Cómo es esa parte, en cuáles trabajas, cómo los eliges?  

Los proyectos antes me elegía a mí. Pero afortunadamente, con todo el trabajo que hemos hecho y por el que ya tenemos prestigio, puedo elegir en qué proyectos participar. Elijo los que me gustan y, muy importante, depende del cliente la forma en que participo. Yo trabajo directamente con arquitectos, ellos son mis clientes principales. Muchas veces no veo al cliente final, pero nos encanta entrar desde la etapa conceptual, entender el proyecto a fondo, hacer lluvia de ideas, viajar o ir a conocer el espacio directamente. Realmente es entrarle a fondo a lo que es el concepto para conocer a profundidad lo que se quiere lograr, porque basado en ese concepto es como vamos a planear lo que vamos a hacer. Empiezo en el pizarrón de mi estudio, escribiendo palabras, ideas, rayando. No tengo un método rígido, pero en el pizarrón voy marcando ciertas cosas, los pasos, etc. Es todo un camino de luces.

5.- ¿Cómo ves ese brinco de que la iluminación tiene ahora un concepto y no es poner un foco o luz, por poner. Ahora haces un diseño, un proyecto, que no solo sea algo funcional?

Esta padrísimo y se me hace superinteresante que en México esté creciendo esta industria, que esté creciendo la conciencia de la importancia de la iluminación. Muchos me han preguntado, ¿tú qué haces?, ¿pones focos? Como que es raro todavía. Muchos arquitectos dicen: “Yo lo hago, yo puedo hacerlo, yo hago el proyecto”. Poco a poco ya se está viendo un cambio, sobre todo con los arquitectos jóvenes. Ya se entiende que cada quien en su expertisse y con la conciencia de que es muy importante un buen proyecto lumínico. En nuestro país, de repente, no podemos notar la importancia de eso, porque realmente en México tenemos sol todo el tiempo y siempre tenemos luz, pero por eso los suecos, los escandinavos, y toda esa zona, son unos genios y planean cada fuente de luz con mucha detalle, con gran cosa técnica, con lo último y planean cómo va. Y eso es lo que quise aprender y estudié para poder hacerlo yo misma aquí. Cada espacio puede tener una luz propia, una luz divina. Es nuestra chamba de los lighting designers decir y convencer a todos: “A ver, esto sí es muy importante: sí hace una gran diferencia en tu espacio, en tu estado de ánimo, en tu aprendizaje, en la vida misma un diseño de iluminación especialmente pensado y planeado profesionalmente». La luz es básica y no es poner por poner, es belleza y funcionalidad, incluso trasladado a un plano artístico que puedas crear con ella cosas maravillosas, extraordinarias. La luz inspira y puedes crear con ella y jugar, y vivir mucho más felices.

Premios

-Construlita Lighting Awards 2018. Proyecto: El ombligo del Sol

-LIT Design Awards. Proyecto: PH Tenancingo

-3er Lugar Competencia Internacional Parque Lineal Ferrocarril de Cuernavaca

-Construlita Lighting Awards 2019. Excelencia en Iluminación. Categoría: Instalación Artística. Proyecto: Ascención

Más información sobre la artista y sus proyectos: www.s-ombra.com
*Agradecemos el apoyo Paola José y SOMBRA Studio para la realización de estar entrevista.
Fotografías proyectos: Sombra Studio
Fotografías artista: Alfredo Valdez / DobleuEse
27 mayo, 2019

RELATED POSTS

DEJA UN COMENTARIO