Sin ser propiamente una novedad en su diseño, esta lámpara cambia en sus acepciones tecnológicas y nos da nuevos motivos para que sea el centro de iluminación de algún espacio propio o comercial.

Renovarse o morir, esa es la cuestión. Una marca trascendental y de prestigio ilimitado como Nyta lo sabe bien. Siempre hay en esa visión de empresa, mejorar cada día y adecuarse al tiempo con lo mejor de sus colecciones. Así lo hace con Pong, una familia de luminarias colgantes, diseñadas para usarse tanto en interiores como exteriores. Todas las lámparas de la serie tienen fuentes de luz tipo LED inteligentes incorporadas, que pueden cambiarse y atenuar su intensidad gradualmente mediante un gesture sensor.

Diversidad, tecnología y estética

En este relanzamiento tecnológico de las luminarias Pong, se continúa con la originalidad de los modelos, un diseño puro, pero con diferentes aplicaciones en las que lo último de la tecnología está presente.

La Pong Ceiling es una lámpara colgante regular con montaje de techo y que también está disponible en versión para exteriores. La Pong Plug es movible y más flexible de usar con su cable y enchufe largos, lo que le da más versatilidad y permite colocarla donde se desee. Finalmente, la Pong Battery* es una luminaria colgante y móvil que funciona con batería, para uso en interiores y exteriores. El cable-cuerda que conecta la pantalla con el paquete de baterías se puede usar para atarlo en árboles, vigas, pasamanos, muebles, ventanas y puertas. Su magnífica versatilidad puede llevar una luz dirigida a lugares hasta ahora inaccesibles.

Las pantallas de las lámparas Pong son de aluminio y estaño disponibles en acabado negro mate, y el detalle en latón, característica de su figura y diseño.

Nyta es una marca aliada de Diez Company y esta línea como otras de la marca están disponibles dentro del catálogo.

* “Pong Battery” not yet available.
**Con información e imágenes cortesía de la marca.

RELATED POSTS

DEJA UN COMENTARIO