Con piezas en las que lo clásico del arte no tiene cabida, la artista presenta con la curaduría de Petra Joos, en el Museo Guggenheim Bilbao, una muestra en la que los materiales incitan a vivir una experiencia individual pensada en la reflexión común. Papel, luz, fotos, pedacería, cientos de objetos indescifrables, que ayudan a expresar un universo íntimo deconstruido.

La obra de Jenny Holzer gira en torno al lenguaje. Con textos categóricos e incisivos, la artista aborda elementos fundamentales de la existencia humana, incluidos el poder, la violencia, las creencias, la memoria, el amor, el sexo y la muerte.

En Bilbao, los visitantes descubrirán las reflexiones e ideas que Holzer ha expresado a lo largo de toda su carrera, presentadas a través de un amplio abanico de instalaciones creadas expresamente para el Museo Guggenheim Bilbao. El propósito de la artista es involucrar al público mediante la creación de espacios evocadores que lo inviten a plantearse y, quizá, a definir su postura sobre asuntos polémicos, entre los que se incluyen la crisis global de los refugiados, la violencia contra las mujeres y los abusos sistemáticos de poder. Para eso, hace uso de cientos de objetos, entre los que destacan los anuncios publicitario en los que la luz se torna intuitivamente alegórica, para conseguir el objetivo de crear interpretaciones propias donde un destello puede decir mil palabras.

La muestra presenta obras de nueva creación, incluidos letreros electrónicos con dispositivos robotizados, pinturas y proyecciones de luz. Textos de poetas vascos, españoles e internacionales se proyectarán sobre la fachada del Museo al anochecer, generando una serie de actos públicos nocturnos.

Jenny Holzer. Lo indescriptible, es un completo recorrido por la obra de una de las artistas más relevantes de nuestro tiempo.

*Con info e imágenes cortesía del Museo. D.R. Todos los derechos reservados.

RELATED POSTS

DEJA UN COMENTARIO