Hay historias que nunca terminan. Al contrario, son siempre un inicio para explorar nuevas posibilidades luminosas y estéticas, como las que nos brinda esta nueva edición de una lámpara must have de Marset.

Como si dos tamaños ideales no fueran suficientes para la marca de reconocida posición catalana, está dispuesta a que una de sus piezas icónicas crezca en variedad, lo que comienza a escribir una historia plagada de éxito y vítores dentro de un mundo lumínico exclusivo y estricto. Definitivamente, esta es una de las lámparas más poéticas de Marset, cuyo diseñador puso mucho énfasis en lograr algo único. En esta, el color, la sutileza y los materiales más especiales conjugan un exquisito gusto con francos aires vintages. Dipping Light amplía sus funciones y ahora está disponible como lámpara portátil, lámpara colgante, lámpara de pared y, la recientemente presentada, lámpara de mesa de 20 centímetros de diámetro, cerrando la brecha entre sus tamaños grande y chico. La variedad de colores sigue siendo la misma, pero con la colección ampliada. Simplemente se posicionan como piezas luminosas más versátiles y con mejores opciones para elegir e ir adecuadamente con los espacios más disímbolos.

Un aplique que sí cambia

Cualquier lugar es bueno para una lámpara Marset. A diferencia de muchas de la competencia, la herencia de cuna le ha otorgado un espíritu innovador y diverso, no encerrándose en la idea de ser una compañía que piensa en luminarias ideales para la costa. Por eso, esta gran noticia de ampliar la serie Dipping ha generado gran complacencia entre los conocedores del ramo.

Hoy en día, es evidente que ninguna expansión del modelo estaría completa sin una nueva versión de Dipping Light como lámpara de pared (aplique). A diferencia de los otros modelos, este presenta cambios ligeros del modelo original, rediseñando dos soportes diferentes para soportar la lámpara, uno que ofrece iluminación en dirección horizontal y el otro en dirección vertical.

Igualmente, dentro de estas nuevas creaciones hay una opción de acabado para la caja de la lámpara de pared: oro y grafito. Dos nuevas versiones para ampliar aún más la funcionalidad a que nos ha acostumbrado. Una conquista más de Marset para beneplácito del público que le sigue.

Sobre el diseñador

Jordi Canudas (Barcelona, 1974) comenzó su estudio en 2007 en Londres, después de graduarse del Royal College of Art con una maestría en Diseño de Productos. Es miembro del colectivo londinense OKAY Studio y se mudó a Barcelona en 2011, donde actualmente se encuentra el estudio. La práctica de Jordi se desarrolla desde una base conceptual hasta la creación de prototipos y pruebas con un enfoque directo de los materiales. Ha trabajado en una amplia gama de campos, desde el diseño y desarrollo de productos, hasta dirección de arte, interiores y producción única. El trabajo de Jordi Canudas se ha exhibido internacionalmente y se puede encontrar dentro de la colección MoMa en Nueva York y el Museo de Diseño Die Neue Sammlung en Munich.

Varias colecciones de la marca Marset están disponible dentro del catálogo de Diez Company.

RELATED POSTS

DEJA UN COMENTARIO