Comex, a través de su ColorLife Trends, ha declarado el Verde Vegetal como el color 2020. Sagrario Saraid, Directora de Dobleuese Atelier, nos habla sobre este color “que clama vida”, en el marco de la realización de Maison Diez Company.

 

Es inevitable sentir nostalgia por el año que se termina. Es ese váguido fugaz en el estómago con el que, inconscientemente, sentimos cómo se va la vida. Luego volvemos a la emoción de los nuevos propósitos y a los: “este año sí…” e inmersos en nuestro egocentrismo evaluamos nuestro quehaceres, los propios, los yo, yo, yo… Pero, ¿qué hay de los comunitarios, de los que nos toca hacer juntos, de los que no hemos hecho como comunidad? Tal vez es momento de parar, observar, escuchar, sentir y cuestionar, porque así como el cuerpo habla para manifestarnos su malestar o necesidad, nuestro inconsciente colectivo también algo nos ha de reclamar. ¿Qué nos dice?

2019. ¡Qué rápido ha pasado el tiempo! Apenas ayer nos cuestionábamos si el mundo se iba a acabar a la medianoche cuando recibiéramos el año 2000, pero 20 años han pasado desde entonces y muchas cosas han cambiado.

Ya no nos marcamos telefónicamente, nos comunicamos por Whats, si acaso una nota de voz que lo hace más personal, pero preferimos los typos. Nos evitamos la molestia de conducir cuantas veces sea posible, con el dedo índice pedimos nuestro servicio de Uber. ¿Llevar monedas y billetes en la cartera? Eso es muy old fashion, con una app y un poderoso plástico con su respectivo pin, el mundo está a nuestro pies.

Adiós supermercado y tiendas de conveniencia, el super y Amazon lo resuelven todo entregando los productos en la puerta de casa. ¿Salir a una fiesta con amigos, con la esperanza de conocer al amor de nuestra vida? Nada de eso. ¡Hola, Tinder!

El 2019 se ha caracterizado por tres grandes temas: migración, feminismo y ecocidio. La mayoría de nosotros miramos estos eventos como espectadores desde nuestras redes sociales. Ni siquiera nos preguntamos si hay algún común denominador entre ellos. ¿Será que lo hay?

Los expertos de la NASA, recientemente, resumieron las proyecciones climáticas para las grandes zonas del planeta. Los augurios son efectivos para el 2050. Ya sé, se oye lejos, pero les recuerdo que apenas ayer comíamos emocionados las uvas para recibir al año 2000.

Se estima que para el 2050, en África habrá entre 75 y 220 millones de personas expuestas a la escasez de agua dulce, por ende, a la reducción de las cosechas que dependen de las precipitaciones hasta 50%, en algunas regiones, por lo que el acceso a la alimentación puede comprometerse gravemente.

¡Ah! Pero en África… ¿quién se acuerda de África?

¿No será que porque estos cambios que empiezan a sentirse es que ahora encontramos africanos en Chiapas, México?

Por su parte, la ONU también alerta sobre una catástrofe ambiental en 2050, en un extenso informe de 740 páginas, “Perspectivas del medio ambiente mundial”, cuyas conclusiones con respecto al futuro de la Tierra no son nada positivas. Un informe que comienza a considerarse histórico por su amplitud y sus conclusiones. Los pormenores de este informe, los comparte Fundación Aquae en la que destaca lo siguiente.

“El informe de la ONU ha sido desarrollado durante seis años de recopilación de información por parte de 250 científicos de 70 países. Este describe un abismo creciente entre países pobres y ricos: el exceso de consumo, la contaminación y el desperdicio de alimentos en el mundo desarrollado conduce al hambre, la pobreza y la enfermedad a otros lugares de rentas más bajas”.

Se mire por donde se mire, el informe arroja datos nada positivos sobre el devenir del planeta: los estados del mundo no cumplen (ni se encuentran en el camino de hacerlo), los principales tratados ambientales, por lo que la ONU advierte sobre un severo cambio o las consecuencias se acercarán a lo catastrófico en cuestiones ambientales y, por extensión, humanas. El cambio climático se sitúa en el epicentro del problema. Pero no solo eso. La considerable reducción de agua potable, la contaminación del aire, la presencia cada vez más apremiante de plásticos en océanos y en mares, los cambios de ecosistemas, el derretimiento de los polos o la sobrepesca son también temas alarmantes que han contribuido a una situación que la ONU considerada alarmante. A esto se suma la previsión de sobrepoblación para el año 2050: 10,000 millones de personas frente a los 7,500 millones actuales”.

La psicología del color ha sido objeto de estudio por años, y ha demostrado que un color puede provocar, estimular o generar deseo. Así llega el verde, con paso firme para este 2020. Gritando. Reclamando. Suplicando, sobre todo invitando. ¿Han escuchado eso de “dinero llama dinero”?, pues lo mismo sucede con el verde: “verde llama verde”.

Miles de mujeres salieron a manifestarse alrededor del mundo con un pañuelo verde al cuello, exigiendo igualdad sobre sus derechos sobre su cuerpo y su vida. El verde ha sido ancestralmente sinónimo de vida, equilibrio y armonía.

Decenas de fenómenos naturales han azotado al mundo durante este 2019. Las tristes imágenes del Amazonas incendiándose nos hicieron sentir diminutos e impotentes, así que nuestro subconsciente habla y nos pide verde, nos pide vida.

Múltiples firmas, de lujo y de no tan lujo, han dirigido sus campañas hacia esta invitación “verdacea”. ¿Se pusieron de acuerdo? No; es una clara tendencia. Una exigencia colectiva. Una conversación presente en el día a día.

No en balde la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó tres nuevas resoluciones que dan origen a tres iniciativas de sensibilización, centradas en la sanidad vegetal, la inocuidad alimentaria y las legumbres, por lo que el 2020 fue declarado el año internacional de la sanidad vegetal.

Urge cambiar nuestros hábitos, desde los alimentarios hasta los de consumo.

Sí, el consumismo no para, pero en medio de ello se despierta un inconsciente colectivo que clama verde. Verde vegetal. Los más importantes chefs, diseñadores, arquitectos, iluminadores, editores, escritores, artistas y muchos creativos se suman a este clamor.

Una paleta de colores endémicos se despierta, evocando aquellos amaneceres, atardeceres, paisajes en peligro de extinción. El mismísimo Comex, a través de su ColorLife Trends, ha declarado el Verde Vegetal como el color 2020.

Vida, oxígeno, agua, plantas, árboles, tierra, flora, fauna y humanidad es lo que requiere nuestro planeta. ¡No más muerte!

El informe de la ONU viene acompañado de una carta dirigida a los responsables políticos de la que se puede rescatar la siguiente frase: “Se necesita una acción urgente a una escala sin precedentes para detener y revertir esta situación”.

¡Contagiémonos de verde vegetal!

Si quieres conocer Maison Diez Company, la gran intervención del diseño lumínico en México, ingresa a maisondiezcompany.mx y regístrate. Se lleva a cabo del 9 al 14 de octubre de 2019, con varias actividades. A propósito de esta segunda edición, este texto se publica en la edición impresa del Directorio de Iluminación 2020 The Light Report.

RELATED POSTS

DEJA UN COMENTARIO