Recientemente abierta al público, la céntrica ubicación del museo de artes decorativas más importante del país abre sus puertas para rendir tributo a un arte esplendoroso y mágico: ese manejo del vidrio que da vida a piezas de colección y que día a día disfrutamos de su belleza. Se presentan piezas de colecciones y artistas muy importantes. Termina el 12 de enero de 2020.

“El vidrio es un material enigmático. Sólido, cortante y transparente.

Resistente y preciso, y aun así tan delicado y frágil que inspira temor

y respeto, el vidrio puede materializar el más dispar universo de

formas y usos”

Como bien comenta Emiliano Godoy, un verdadero especialista del tema y curador de esta muestra que se presenta en las hermosas instalaciones del Museo Franz Mayer, uno de los materiales más nobles que existen es el vidrio, y gracias al trabajo artesanal se ha dado vida a piezas maestras de ornamentación diversa que van desde floreros, lámparas, sillas, atomizadores de perfumes, salseras, botellas de diferentes tipos, vasos, etc. En esta muestra se podrán conocer algunas de las más impresionantes que se han producido a lo largo del tiempo.

Explorando posibilidades infinitas

En conjunto con Nouvel, esta exposición organizada por el Franz Mayer, InVisible. Diseño en vidrio, reúne más de 500 piezas en las que el vidrio es el material fundamental y ofrece una rica mirada sobre las posibilidades técnicas, formales y estilísticas del trabajo que puede lograrse con él. Se trata pues, de uno de los materiales más fascinantes de nuestro entorno. 

Entre estos trabajos que la exposición presenta se incluyen piezas conceptualizadas por Jan Hendrix, Mauricio Lara y Pedro Reyes, entre otros renombrados artistas, diseñadores y arquitectos. Además, para esta ocasión tan especial se han realizado obras ex profeso en las que destacan inéditas de Frida Escobedo, Perla Valtierra, Edgar Orlaineta, Jorge Yázpik, y del Colectivo Vissio (Héctor Esrawe, Emiliano Godoy y Brian Thoreen). 

Material noble y precioso

InVisible. Diseño en vidrio, se ha estructurado en cuatro núcleos temáticos: Variedad y Excelencia; Innovación y Tecnología; Forma y Belleza; “Y todo por una pepita”,  y donde se muestra que, sin duda, el vidrio ha conformado lenguajes y patrones de diseño que, por un lado, dan cuenta de los referentes culturales de su tiempo y por el otro, abren nuevos caminos en la creación. 

RELATED POSTS

DEJA UN COMENTARIO