The Light Report


Milán, la ciudad de la moda de más alta gama, abre sus puertas para recibir esta magna exposición del 30 de enero al 28 de septiembre de 2020, de uno de los artistas contemporáneos más importantes del momento. Sus obras más conocidas y otras de última producción podrán conocerse próximamente de este lado del mundo.

Ya no es sorpresa que las marcas de moda y lujo más importantes del mundo estén directamente relacionadas con el arte y Prada es una de las grandes impulsoras y promotoras de proyectos de gran escala, en los que el arte contemporáneo es protagonista. En ese afán de promover y difundir, una vez más, la Fondazione Prada presentará el año que viene una exposición que sin duda será un éxito total. Artista, pintor, ilustrador, una de las voces cantantes del arte actual, Liu Ye, protagoniza Storytelling, una exposición individual curada por Udo Kittelmann.

Iconos y su relación con el diseño

Será la galería Nord, en la sede de la Fondazione Prada, en Milán, la que reciba en la hermosa ciudad esta muestra que llega después de casi dos años. La primera vez que se celebró fue en 2018, en Prada Rong Zhai de Shanghai, y ahora viaja a la ciudad italiana capital de la moda para una nueva presentación, con una selección de 35 pinturas realizadas a partir de 1992.

En Shanghai, las obras de Liu Ye se relacionaron armoniosamente con el mobiliario, la decoración y los colores originales de la residencia histórica de 1918, creando una relación simbiótica con los espacios íntimos y las pequeñas habitaciones de Prada Rong Zhai. En Milán, las pinturas generarán un contraste cromático y material con los muros de hormigón y el entorno industrial de la sede de la Fondazione Prada, para activar una nueva secuencia narrativa y un contraste enigmático con estos grandes espacios expositivos. La dislocación geográfica contribuirá a centrar la atención en la capacidad de Liu Ye para crear un universo pictórico personal, que no se alinea con ningún movimiento artístico en particular.

Una obra, una creencia

Liu Ye expresa una imaginación íntima y sensual que se alimenta de fuentes heterogéneas relacionadas con la literatura, la historia del arte y la cultura popular del mundo occidental y oriental, dando lugar a atmósferas que evocan introspección, pureza y suspensión. En el conjunto de la obra del artista, los rasgos estilísticos de los cuentos de hadas coexisten con el sentido del humor y una vena paródica. Refiriéndose a su propia producción artística, Liu Ye subrayó: “Cada obra es mi autorretrato”. Combinando diferentes elementos y fuentes, genera sus obras con una pluralidad de fuerzas creativas: memoria, observación, imaginación y educación artística entre dos mundos que a menudo son vistos como contradictorios: culturas occidentales frente a culturas asiáticas.

RELATED POSTS

DEJA UN COMENTARIO

Something is wrong.
Instagram token error.