The Light Report

Bienvenido a TLR, un espacio que Diez Company ha creado para hablar de lo que tanto nos apasiona, la luz.


“La luz es poesía, juego, invención, cuento, historia, sueño, emoción… No me refiero tanto el objeto, sino a la luz que desprende”. Así define Mario Nanni, fundador de Viabizzuno a su recurso esencial. Viabizzuno es una empresa de iluminación italiana cuya misión es proyectar la luz. Desde hace 26 años, proyecta cuerpos iluminantes, objetos, lámparas y proyectos luminotécnicos. Pero no se detiene ahí, también libros, complementos decorativos, ropa, proyectos gráficos, editoriales, culinarios, fotográficos… En fin, proyecta la vida en torno a la luz a partir de la observación.

Luz y arquitectura conviven

 

 

La filosofía detrás de Viabizzuno está orientada a resolver cualquier necesidad lumínica a nivel arquitectónico, a 360 grados. Concibe la luz como un elemento integrante de la arquitectura, que ayuda a construir espacios y a crear atmósferas. Una simbiosis natural. “Luz y arquitectura se compenetran, conviven. No tienen sentido la una sin la otra. Proyectar la luz genera sensaciones, modela volúmenes, crea ambientes, adapta un espacio a las múltiples necesidades del usuario”, asegura Mario Nanni. Desde esta perspectiva, ha hecho de la luz su recurso inmaterial. Y este ha guiado su camino, le ha granjeado el reconocimiento internacional y le ha dado un apodo: el Poeta de la luz.

Su empresa lleva el nombre de Bizzuno, su pueblo

Royal Chandelier

Electricista de formación, a los 12 años aprendió el oficio de su abuelo. Luego, creó su propia luminaria en un pequeño taller de su pueblo, Bizzuno. Allí creció y adoraba ir al cine con su abuelo. En gran medida, fue la filosofía de este la que guió los pasos del pequeño Mario. “Mi abuelo decía que las personas se dividen entre las que dicen y las que hacen. Y yo quería ser de estas últimas”, recordó. Así que al concluir la escuela hizo una maestría y se marchó con la caja de herramientas al hombro. 

Monumentales proyectos de iluminación

Teatro La Scala, Milán.

Desde entonces, este renombrado diseñador de iluminación ha recorrido un largo camino y ha forjado un imperio. Si alguien merece la denominación de icono es él. ¿Por qué no? Al fin y al cabo ha iluminado monumentales y señeros edificios. Por ejemplo: La Scala, en Milán; la Fundación Gucci, en Venecia; las Termas de Vals, en Suiza; el Palazzo Mondadori, en Milán; el Palazzo Della Civilta’ Italiana, en Roma. Durante esos trabajos Mario Nanni ha revelado cómo la luz debe combinarse con la arquitectura, el espacio y las personas.

Y en México…

Resort Four Seasons, Los Cabos

Aunado a los espectaculares proyectos de iluminación arquitectónica, ha creado diseño de iluminación para espacios comerciales y de hospitalidad. Durante años, ha trabajado con una variedad de clientes internacionales. Por ejemplo: las espectaculares tiendas de Valentino y de Inditex, así como el Four Seasons Resort Los Cabos, en México, y el Blue Radisson, en Roma. Y esa acumulada experiencia de años le ha dado a Mario Nanni la autoridad para establecer sus ocho reglas de iluminación.

“Es a través de la observación y de la comprensión de la luz natural que aprendemos a trabajar con ella”, aseguró. 

 

 

1 Presencia y ausencia

La presencia de la luz y la ausencia del cuerpo que ilumina rompen los límites de la materia. Una fuente de luz escondida hace resplandecer el cuerpo sobre el que la luminaria se apoya.

2 Luz solo donde sirve

No es preciso iluminar todo objeto o espacio por principio. Mejor, utilizar la luz para dirigir la atención.

3 El espesor de la Luz

Tiene espesor lo que tiene volumen y tiene volumen lo que genera sombra. La luz puede ayudar a leer la arquitectura. 

 

La Villa

 

4 Luz como materia para construir

Con demasiada frecuencia, la luz se agrega en una intervención  posterior: corrige, remarca y esconde lo que ya ha cobrado forma.

5 Elogio de la sombra

En la frontera entre la claridad y las tinieblas adquiere forma la arquitectura. Razonamos en términos de positivo y negativo: la sombra es el vacío y lo lleno, la luz. No hay que proyectar tanto la claridad en sí como la sombra que emiten los objetos alumbrados por ella. 

6 Luz en movimiento

Al moverse, la luz se torna narración y poesía.

Cilindro Parete

7 Luz genera color

Ningún objeto emana un color siempre igual a sí mismo en el transcurso de un día. La oscuridad hace desaparecer los colores porque el color es luz. La luz da a cada objeto su color; por eso, el color constituye una herramienta para proyectar.

8 La emoción de la nada

La luz puede envolver un espacio sin manifestarse abiertamente. Puede cargar las cosas de mayor significado o crear una atmósfera invisible, como en el caso de la iluminación de la escultura de ese hermafrodita durmiendo. No hizo falta crear una luz perfilada que envolviese homogéneamente a la obra. Se trataba de dar valor a su enfoque, de fijar la mirada de la luz allá donde descansa la mirada del espectador.

Encuentra productos Viabizzuno en nuestra tienda en línea Diez Company Shop.





Something is wrong.
Instagram token error.