The Light Report


Bienvenido a TLR, un espacio que Diez Company ha creado para hablar de lo que tanto nos apasiona, la luz.


Uno de lo diseñadores industriales más vanguardistas y reconocidos es el británico Tom Dixon.

Desde la década de los 80 irrumpió en el mundo del diseño y sorprendió con sus icónicas creaciones como la S-Chair y la silla Pylon en los 80 o la silla-lámpara Jack, en los 90. Su creatividad no tiene límite. Hoy, Dixon crea, a través de su firma, piezas de iluminación, muebles, accesorios para cocina y baño; regalos, cristalería y textiles, todo bajo su sello distintivo: solo piezas extraordinarias.

Todo material, una oportunidad

 

Nacido en Túnez en 1959, el artista asegura que en todo material o espacio ve una oportunidad para desarrollar sus ideas que se traducen en objetos extraordinarios para uso cotidiano: “Innovadores, útiles, con materiales de alta calidad, de apariencia honesta y, sobre todo, atemporales, que superen modas”, asegura Tom Dixon. Refiere que, después de todo, “los productos de éxito tienden a tener una silueta fuerte y distintiva”. Condecorado con la Orden del Imperio Británico en 2001 por sus servicios prestados al diseño y la innovación, Dixon asegura que su misión es revivir la industria del mobiliario británico y lo demuestra a través de sus creaciones, colaboraciones o instalaciones en espacios extraordinarios.

Si bien es un diseñador autodidacta, Tom Dixon tomó cursos de cerámica y pintura, donde descubrió el color y la textura. Fue músico en una banda, arreglaba motores de autos y tras un accidente en moto conoció el arte de la soldadura que lo llevó a experimentar con metales; y más tarde emplearía esa habilidad para crear su famosa silla Pylon, así como una infinidad de piezas que han revolucionado el mundo del diseño y han ganado el reconocimiento mundial. Algunas de esas piezas son exhibidas en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, el Victoria and Albert Museum, de Londres, y el Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou, de París. Dixon continúa innovando y hoy también destaca en el interiorismo y en la arquitectura con proyectos de alto nivel en hoteles de Hong Kong, París o Italia o restaurantes como el Sándwich Café Harrods, en Londres, o el de la Real Academia de Londres.

Una vida de éxitos

 

Tom Dixon fundó en 1987 la firma Dixon PID dedicada a la fabricación de muebles y lámparas, que más tarde se convirtió en Space, un escaparate para jóvenes diseñadores. Eurolonge fue otra de sus empresas donde nació Jack y empezó a ser reconocido por su trabajo. Laboró para firmas como Habitat y Artek, hasta 2002 al crear su propia firma con su nombre, dedicada al diseño de mobiliario e iluminación. En 2004 se asoció con la empresa sueca Proventus y formaron Design Research, un estudio de diseño arquitectónico y de interiores. Tom Dixon tiene presencia en 65 países y cada dos años lanza sus nuevas colecciones en el London Design Festival y en la Feria Internacional del Mueble de Milán. Aquí un repaso por sus piezas emblemáticas y algunas de sus creaciones más recientes con las que demuestra su inagotable creatividad y su constante reinvensión.

S-Chair, un diseño innovador

 

Esta silla de forma ondulada nació en 1986, en el taller londinense de Tom Dixon, previa a la fabricada para la firma italiana Cappellini para la que Dixon trabajaba. Un diseño innovador y admirado que le dio reconocimiento y le abrió las puertas como creativo. El propio Dixon contó en una entrevista que la silla nació a partir de un dibujo de una gallina en una servilleta y que dio origen a una “silla fea”, pero la pieza final de 1991, sorprendió al ser comparada con una forma femenina. “De eso se trata, de que tenga un significado o vida propia más allá del concepto”, admite. Hoy esta pieza es parte de la exhibición permanente del Museo de Arte Moderno (MoMa) de Nueva York.

Silla Pylon, toda una escultura

 

Esta pieza vio la luz a principios de los años 90, cuando Dixon buscaba diseñar la silla de metal más ligera jamás creada hasta el  momento. Pylon es toda una escultura inspirada en las torres eléctricas y la arquitectura de puentes. Actualmente este modelo se ofrece revestido de color azul brillante. Pylon ha sido producida por la firma Cappellini y recientemente retomada por Tom Dixon.

Silla-lámpara Jack

 

Realizada en polipropileno, Jack nació en 1994 como una de las primeras experiencias de Tom con el plástico. Se trata de una ligera silla con iluminación o de una lámpara que sirve como asiento; además, puede ser apilable. El diseño de esta pieza fue galardonado en 1997 con la Marca del Milenio por el gobierno británico. Jack se exhibe de manera permanente en el Victorian and Albert Museum, de Londres, y en el Museo de Arte Moderno de San Francisco, en EU.

Sofá Winback 

Funcional y de siluetas originales, más que un simple asiento, es toda una escultura que fue desarrollada para el Shoreditch House Members Club, uno de los clubes para miembros más famosos de Londres. Sus alas laterales proporcionan una protección acústica para el uso del teléfono celular o una invitación a dormir rápidamente. La idea original era diseñar seis sillas contemporáneas para el máximo confort y así nació en 2007. En 2015 fue rediseñado, más cómodo y más ligero; además, se añadió una silla de comedor. La colección está disponible en una amplia gama de colores y tejidos Kvadrat.

Fan Chair  Natural

 

Esta silla es una versión moderna de la clásica silla Windsor, un clásico del diseño británico que está disponible como una silla de respaldo alto, silla de comedor, taburete y mesa. Los taburetes y sillas tienen una almohadilla de cuero negro, mientras que las sillas cuentan con un respaldo curvo, que ofrece apoyo y comodidad. Disponible en base de abedul negro, roble natural, roble negro, roble ahumado, abedul natural, blanco y verde, y mármol.

La firma Tm Dixon es una de las marcas líder que forma parte del portafolio de Diez Company. 

VISITA EL PORTAFOLIO DE DIEZ COMPANY




Something is wrong.
Instagram token error.