The Light Report


M+N es un despacho de arquitectura fundado en 2004. Conforme fue avanzado, fue convirtiéndose en un estudio de iluminación. “La marca surge a partir de que distribuíamos algunas lámparas y cuando viene la crisis de 2009, buscamos crear una marca mexicana con diseño, así que seguimos trabajando en la distribución y luego, hace cuatro años, decidí, con mi socia María Eugenia Nava, irme por el lado de la producción. Y así empezamos a producir lámparas a partir de lo que teníamos”, recordó.

 

 

A partir de ahí comenzó la aventura, una llena de creatividad. ¿Los materiales? Los más comunes, los que venden en la ferretería, que fueron transformando hasta crear lámparas de todo tipo y materiales para todos los espacios y necesidades.

“La idea sale de mí, porque no teníamos capital para una empresa de aluminio. Entonces utilizamos artículos de ferretería; los comunes, como cancelería y tubos de riego, así empezamos a hacer nuestras lámparas. El tema era cómo avanzamos, cómo darles un mejor terminado, mayor calidad. Empezamos a vernos cada vez más finos en nuestros acabados. Hacemos piezas especiales transformando piezas comunes en lámparas”, destacó el arquitecto. Aluminio, latón, cobre, acrílico, madera, cartón y concreto son, actualmente, los materiales que predominan en sus creaciones: lámparas lineales, circulares, de mesa, etcétera.

 

m refinándonos más y más allá del material. El diseño de las lámparas ha variado para que funcione “Para iluminar correctamente hay que considerar el espacio, el color y la temperatura. Nosotros estudiamos mucho acerca de ópticas, de calidades de luz. Nos preguntamos qué es lo óptimo para trabajar en un escritorio, para estar en una sala de estar, en una recámara, en una cocina, etcétera. Cada vez vamos refinándonos más y más allá del material. El diseño de las lámparas ha variado para que funcione y la manera en que ilumine. La forma depende de la iluminación necesaria. Nuestra propuesta es adaptable a cualquier espacio. La idea es que a partir de la arquitectura podemos detectar qué se necesita para ciertos espacios y hacer que se integren más fácilmente”, destacó el arquitecto.

 

La iluminación adecuada

Reiteró que para crear espacio agradables depende de la iluminación su eficacia y color. Una buena iluminación no tiene que ser, en absoluto, un tema caro o excesivo. Aseguró que la mejor luz por el mejor precio es posible. Vender por vender no es lo suyo. Lo suyo es “hacer un traje a la medida”, en referencia a las necesidades de cada espacio. 

¿Hasta dónde desea llegar esta empresa?

Tras recordar que su publicidad a través de los años ha sido de boca en boca, ya que no contaba con redes sociales o página web hasta hace apenas una semana, Guillermo tiene una meta. “Me encantaría que tuviera la fuerza suficiente para que las grandes marcas voltearan a vernos. Queremos llegar a no parar. Me gustaría ser la empresa de iluminación más importante en México. En cuanto a producción, ofrecer el mejor producto dentro de nuestra rama”.