The Light Report


Luz incandescente y luz led: ¿cuál es la diferencia?

En un principio, la humanidad permaneció en las sombras. Solo la luz proveniente del fuego alumbraba las sombrías noches de los seres humanos… hasta que Edison perfeccionó la bombilla. Bombilla, foco, luces, bulbos, varios son los nombres con que se alude a las lámparas eléctricas de luz potente concentrada en una dirección, como las describe el diccionario de la RAE.

Calentar algo

Para mayor precisión, la bombilla es una pieza de cristal en forma de bulbo al vacío que lleva un hilo o filamento. Al paso de la corriente eléctrica, el hilo se pone incandescente (rojo) y sirve para alumbrar. Dicho de otro modo: una lámpara incandescente genera luz de la misma manera que lo hace el Sol: calienta algo al rojo vivo; en este caso un filamento, que puede ser de platino, carbón u otro material; tungsteno, por ejemplo.

Conversión directa

Por otra parte, las lámparas led requieren de un semiconductor electrificado para funcionar, en lugar de un filamento. Es decir, generan luz mediante la conversión directa de energía eléctrica en energía lumínica. Aunque simples, es necesario una fábrica para manufacturar bombillas. Además, debido al impacto ambiental que tienen, en algunos sitios está prohibida su fabricación. Por otro lado, cualquiera puede construir emisores de luz led en su garaje, solo necesita las piezas adecuadas. Claro, si no están elaborados con calidad profesional, los diodos led podrían no rendir tanto ni durar mucho y es por su calidad y durabilidad que son tan apreciados.

La eficiencia

A cuánto se eleva el consumo de energía para que cada tipo de bombilla emita luz es uno de los factores más evidentes en cuanto a las diferencias. En el caso de los focos tradicionales, el rendimiento está relacionado con el vataje de la electricidad consumida. Los vatajes comunes varían entre 40 W, 60 W y 100 W. A menor vataje, la luminosidad se atenúa, a mayor vataje y emisión de luz, mayor consumo (y una factura elevada). En este sentido, las bombillas led son más eficientes porque su gasto energético es mucho más bajo que el de las bombillas incandescentes.

Bajo consumo

La razón de su eficiencia energética se debe a la electroluminiscencia o a la forma en que cada foco tiene de generar luz. Un diodo led transforma en luz entre 80% y 90% de la energía consumida. En cambio, un foco tradicional solo convierte en luz de 10% a 15% de la energía que gasta, por lo que el restante 90% u 85% se pierde en forma de calor. Por su bajo consumo, una lámpara led alcanza un ahorro de 80% en la cuenta de la energía eléctrica, pero no son baratas. Sin embargo, como duran más no es preciso reemplazarlas con tanta frecuencia como ocurre con las tradicionales. Por tanto, a la larga, resultarán la opción más beneficiosa. Por su eficiencia energética son más funcionales.

Intensidad luminosa

Por otro lado, también es preciso tomar en consideración los lux. Este concepto se refiere a la medida de la intensidad de la luz en una superficie concreta. Tanto lúmenes y luxes deben considerarse al momento de elegir las luces, bombillas, focos, luminarias y lámparas según el diseño de iluminación planeado.

Temperatura de color

Se refiere a qué tan cálida o fría es la luz de una fuente. Su valor se mide en grados Kelvin y hay tres tipos. La luz fría que supera los 5000K se caracteriza por sus tonos azules. Brinda una sensación de mayor luminosidad y es la más utilizada en ambientes de trabajo, como oficinas corporativas y clínicas. Luz neutra: es la más usada en espacios residenciales, comerciales y oficinas. Da la sensación de proporcionar mayor visibilidad y se fija entre 3800K y 4500K. La luz cálida es acogedora y propicia ambientes relajados. Se ubica entre los 2700K y 3500K.

En los últimos años, las fuentes de luz led se han convertido en las más utilizadas por sus características de durabilidad y eficiencia. Por tales características los fabricantes de lámparas decorativas utilizan cada vez más esta tecnología y sus aplicaciones son más amplias, tanto para proyectos residenciales como contract.