The Light Report


The light report

Es un lámpara de mesa, pero también un altavoz, aunque en realidad parece una escultura de forma orgánica. Es Teno, la novedad de Lumio inspirada en el arte japonés del kintsugi. Esta es la práctica de reparar fracturas en la cerámica con barniz o resina espolvoreada con oro. 

Las roturas son bellas

El kintsugi postula que las roturas de un objeto forman parte de su historia y no deberían ocultarse, al contrario, mostrarse. De este modo no solo se muestra la transformación del objeto, también se realza su belleza. Inspirado en esta práctica, el diseñador y arquitecto Max Gunawan diseñó Teno de Lumio.

Sensible al tacto

Hecha de arena fundida y resina natural, Teno de Lumio no solo es atractiva a la vista, también al tacto. La lámpara cobra vida al abrir el orbe por la línea dorada. Entonces revela una luz suave y cálida que se regula mediante gestos manuales; apenas con un toque. Al abrirse por completo, el potente altavoz emite un sonido rico que se controla con una caricia. 

Atmósfera relajante 

Lejos de ser una pieza de tecnología ostentosa, a la vista permanece discreta, agradable y sutil. Lista para conectar al usuario consigo mismo y su entorno, gracias a su luz cálida y radiante. Sobre la mesita de noche, en la sala de estar, incluso en el jardín, Teno favorece el tipo de atmósfera relajante que todos apreciamos en las tardes frescas del otoño.

La naturaleza entre las manos

Al tacto, es como sostener un trozo de la naturaleza entre las manos. Y aunque pequeña y portátil, la calidad del sonido es impactante. Cansado de que la tecnología se vuelve obsoleta cada vez más rápido, Max Gunawan deseaba diseñar una pieza de iluminación duradera de calidad artesanal. “Una pieza de tecnología que quisiera exhibir en casa porque es única y personal y porque se ve mejor con el tiempo”, señaló. 

Encuentra productos Lumio en Diez Company Shop.