The Light Report


Inspirado en las estructuras moleculares y en la era espacial, el Burst Chandelier de Tom Dixon ostenta unas proporciones inusualmente grandes. De este modo, el candelabro se convierte en la figura lumínica protagonista del espacio; ya se trate de una habitación residencial o de un espacio público donde siempre dará que hablar.

Configuración geométrica 

Diseñado para llenar espacios grandes y huecos verticales, este enorme accesorios de iluminación es imposible de ignorar. De hecho, es el candelabro más grande que Tom Dixon ha lanzado a la fecha. Con su configuración geométrica y estética cromada, Burst Chandelier está compuesto de 12 perfectos orbes esféricos Globe agrupados a partir de un solo punto de partida.

Espejado y reflectante

Durante el día, los orbes presentan una superficie totalmente espejada y reflectante, por lo que multiplica la luz natural. Al encenderse, revela una multiplicidad de reflejos internos a partir de la fuente de luz led. El módulo led incluido en Burst Chandelier ofrece tres beneficios: mayor duración, eficiencia energética y rendimiento mejorado. Esto incluye atenuación y control de la luminosidad. Para garantizar esta funcionalidad hay disponibles componentes de repuesto así como controladores individuales.

Formas puras

Si bien sus dimensiones son enormes, el diseño de Burst diseño es minimalista. Las pantallas de la colección Globe de Tom Dixon que lo integran destaca por la pureza de su forma. Estos orbes están disponibles en acabados cromo y cobre. Con 162 cm de ancho, por 162 de profundidad y 140 cm de altura, el candelabro pesa poco más de 30 kilos. Con tales proporciones es perfecto para iluminar un comedor, sala o vestíbulo de techos altos, si se trata de una residencia privada.

En espacios públicos

Por otro lado, las lámparas de suspensión Tom Dixon son perfectas para integrarse en espacios públicos. Ya sea en el lobby de un hotel o la nave de una iglesia, la funcionalidad es máxima gracias al dinamismo de su diseño. Aquí se aprecia en el interior de la Chiesa San Nicolao della Flue, en Milán; construida en 1968.

Encuentra productos Tom Dixon en Diez Company Shop.