The Light Report


De forma innegablemente orgánica, Kengi tiene una construcción sólida y detallada. El diseño de la nueva pieza de iluminación de Quasar se inspira en la forma de la planta Physalis alkekengi. También conocida como alquequenje, ochuva o farolillo chino, el fruto de la planta tiene forma de cereza, pero de color naranja. Esta fruta se envuelve en sus propias hojas que adquieren forma de farol, justo al que evoca el diseño de la luminaria y al que se le ha añadido un toque de art déco.

Carácter único

Diseñada por Sybille van Gammeren, cada Kengi de Quasar tiene un difusor esférico elaborado de vidrio soplado a boca. Esas pequeñas imperfecciones en el efecto o transparencia del orbe se deben a este proceso manual. La forma de elaboración aunada al matiz especial del vidrio, verde, ámbar o blanco, dan lugar a una pantalla con características únicas.

Tres tamaños

Por otro lado, el colgante se sujeta de un cable de algodón enhebrado como si fuera una rama. El color de cada cable se empareja con el acabado de cada estructura y según el tamaño de esta, aumenta el grosor. Kengi de Quasar está disponible en tres tamaños: 50 cm de largo por 45 cm de diámetro, 71 cm de largo por 75 cm de diámetro y 100 cm de largo por 103 cm de diámetro. Tal disponibilidad facilita encontrar la lámpara adecuada al espacio.

Manufactura excepcional

Adicionalmente, la estructura metálica de Kengi de Quasar puede elegirse en acabado latón, aluminio y negro. Basada en Holanda, Quasar fue lanzada internacionalmente en 1992, en la feria Euroluce de Milán. Este negocio familiar creció rápidamente distinguiéndose por la alta calidad en la manufactura de sus piezas de iluminación metálicas. 

Colaboraciones exitosas

Finalmente, con el tiempo se ha enriquecido con la colaboración de diseñadores holandeses y extranjeros. Esto le ha dado a la marca un impulso que ha derivado en el reconocimiento internacional.   

Encuentra productos Quasar en Diez Company Shop.