The Light Report


The light report

Por su forma orgánica, Bolita de Marset invita al usuario a tocarla, a jugar con la luz. Esta interacción lúdica solo es posible por su diseño original que permite regular su intensidad al manipular la pantalla. Ahora, gracias a los buenos oficios de la chef Hebe Konditori, es posible degustar el sabor de la luz de Bolita al recrear la pieza como si fuera un pastel.

Tacto suave

“De Bolita me gusta su forma orgánica y tacto suave, por eso he querido destacar la materialidad de la lámpara. Para recrearla, he colocado una fina capa de caramelo duro por encima de los bizcochos, para representar la textura de la pantalla de vidrio. La idea era que al cortar el pastel, la capa se quebrara como si fuese vidrio”, explicó Konditori, nombre artístico de Sara Hardy, estilista gastronómica graduada de la Glasgow School of Art. 

Caramelo luminoso

Hebe Konditori, estudió escultura y desde que se graduó se dedica a crear pasteles de cualquier forma y sabor. “Fue todo un reto reproducir la textura del vidrio sobre una tarta. Y me interesaba el contraste con el interior suave del pastel. Por otro lado, la luz es importante en todo lo que hago, pero normalmente es difícil introducirla en algo como una tarta. En este caso estoy contenta con el caramelo que logra reflejar algo de luz en el pastel”, explicó la estilista. 

Luz cambiante

Diseñada por Kaschkasch para Marset en 2019, Bolita reclama el sentido del tacto, un tanto perdido en la era digital en la que se compra a golpe de clic, y reivindica la emoción que lo acompaña. Con toda intención, se pretende que el usuario interactúe con la lámpara, por esa razón el proceso de regular la intensidad de la luminosidad se realiza de forma mecánica y no electrónica. Un diseño innovador que genera el efecto de la luz que cambia. 

Juego visual cautivador

Ganadora del premio Delta de Plata, Bolita de Marset está disponible con base en acabado blanco o negro. Su estructura es tan sencilla como mágica: una superficie redonda que aloja la fuente de luz led situada en el eje central. Por encima se posa una bola de cristal superpuesta que se desplaza. De este modo genera el efecto constante de un eclipse. Al desplazar la pantalla, la luminosidad disminuye o aumenta, creando un juego visual cautivador. 

Encuentra productos Marset en Diez Company Shop.