The Light Report


Esas finas gotas de rocío que brillan sobre una brizna de hierba y semejan delicadas gemas inspiraron Dew Drops, la nueva colección de Bomma. De nueva cuenta, la casa checa que trabaja el cristal como nadie vuelve a conjugar dos materiales tan disímbolos como extraordinarios: el cuero y el cristal. Ambos requieren de extrema pericia para su modelado, pero el resultado es cautivante, porque evoca la belleza elemental de la naturaleza.

Toques iridiscentes

Diseñada por Boris Klimek, Dew Drops de Bomma se compone de varias lámparas de suspensión de precisos detalles. Sobre una banda de piel finamente trabajada, se acoplan varios difusores de vidrio. Tales difusores contienen una fuente de luz interna que ofrece una experiencia estética excepcional. Con destellantes toques de iridiscencia, los orbes de cristal se adhieren a las bandas de cuero cosidas a mano con un material innovador. 

Carácter y distinción

Por otra parte, las variadas posibilidades de instalación de Dew Drops de Bomma resultan una gran ventaja para dar carácter y acento a un espacio. Además, permiten personalizarlo, adaptarlo tanto a las dimensiones del entorno como a las necesidades lumínicas del usuario es una tarea satisfactoria que da como resultado composiciones únicas.

Natural y vegana

Como una pieza central que brilla desde cualquier ángulo, Dew Drops de Bomma se apropia del espacio protagonizándolo. Aunado a su llamativa presencia, la pieza de iluminación está disponible en dos acabados de piel: natural y vegana. Por otro lado, el difusor de vidrio en forma de gota se sopla a boca uno por uno, por lo que la intensidad del revestimiento metálico iridiscente puede variar un poco en cada pieza. Funcional y poética, cada pieza tiene la propiedad de estimular la imaginación y despertar sensaciones de paz, frescura y quietud, aquellas que evocan las luminosas gotas de rocío en cada amanecer.

 

Encuentra productos Bomma en Diez Company Shop.