The Light Report


Tras varios meses de trabajos de renovación, la boutique Cartier ostenta un espectacular aspecto. Este suntuoso espacio presume ahora una decoración que combina tradición con un enfoque moderno. La icónica casa Cartier y Lasvit se han unido para ofrecer un diálogo único atractivo para cada visitante. 

Naturaleza suiza

El fascinante encanto de los Alpes Suizos fue la fuente de inspiración para el equipo de Lasvit. Para rendir homenaje a la naturaleza suiza, los diseñadores checos crearon una asombrosa sala de hielo. Además, realizaron cuatro esculturas de iluminación a medida. Estos elementos helados elevan el espacio a un nuevo nivel. Ingeniosamente diseñadas, las instalaciones brillan y deslumbran junto a las emblemáticas joyas Cartier.

Cueva glacial 

Desde el departamento Cartier Tradition, que ofrece joyas de colección, relojes y objetos antiguos raros, el pasillo de hielo ofrece una visión perspicaz y creativa única. A primera vista pareciera una cueva glacial escondida en la cima de la montaña. Se trata de la boutique Cartier en Ginebra. Situada en la Rue du Rhône 35, esta lujosa tienda es, desde hace 35 años, una de las más grandes de Europa. En total, 55 metros cuadrados de pared, el techo y la puerta de la tienda se cubrieron con cristal checo.

Dos toneladas de vidrio

Diseñado y realizado por Wanda Valihrachová, la instalación del pasillo requirió más de dos toneladas de vidrio. Tal cantidad permitió la creación de ese ambiente helado con apariencia escarchada propiamente futurista. Apenas entrar, la fría belleza de la naturaleza acaricia los sentidos. “Me inspiré en el resplandeciente esplendor de las cumbres de las montañas suizas. El vidrio texturizado artesanal crea una composición cristalina que se extiende por el interior, lo que permite a los clientes sumergirse en la atmósfera de una cueva de hielo”, explicó la autora del proyecto.

Despierta emociones

El corredor de hielo que conduce al corazón de la lujosa tienda que resguarda gemas preciosas es una puerta de entrada a la fascinante campiña suiza. “Creo que despertaremos las emociones de los visitantes, incluso los dejaremos congelados por la belleza de nuestras obras de arte”, comentó Leon Jakimič, presidente de Lasvit. La zona de artículos masculinos se ilumina con la obra de arte de Ivana Zuskinová, que sobresale por la simplicidad de sus formas: casi medio centenar de cilindros de vidrio. Sus tonos dorados y bronces forman el telón de fondo perfecto para las joyas Cartier.

Formas orgánicas

Por otro lado, sobre la vitrina nupcial la instalación Flow realza aún más el ambiente. Para celebrar el paisaje natural local, la pieza combina diferentes superficies y estructuras. Las formas orgánicas y suaves del diseño parece que reflejaran el agua, sus ondas y los guijarros de la plataforma marina. 

Encuentra productos Lasvit en Diez Company Shop.